Día 3 .- Viernes 28 Jul de 2006

El plan para el viernes era por la mañana Notre-Dame y la zona del barrio Latino y al atardecer el Louvre. Antes pillaba de camino el centro de arte Pompidou.

No entramos al museo, era temprano y estaba cerrado. Decidimos dejarlo para más adelante si cuadraba. Seguimos hacia Notre-Dame y para eso fuimos por “Rue de Temple” hasta llegar al ayuntamiento (Hôtel de Ville).

Cruzar el puente y a unos metros llegamos a la catedral de Notre-Dame. Había una cola no muy larga para subir a las torres pero era un poco lenta (20 personas cada 10 minutos). Aún así decidimos esperar y subir (y bajar) unos 300 escalones. Desde arriba se podían ver unas bonitas vistas de París y de los alrededores de la catedral y pasando por la galería de las quimeras ver la famosa campana Emmanuel. Había también descuento para menores de 26 años (unos 5e). Luego vimos la fachada occidental y entramos en la catedral.

Ya fuera paradita para comer y beber algo y reponer fuerzas. Seguimos por la isla, primero rodeando Notre-Dame y luego yendo hacia Sainte Chapelle.

Seguimos hacia el barrio latino, una zona llena de gente, restaurantes de todos los tipos y un buen ambiente. Fuimos luego hacia Saint Germain des Pres donde empezaríamos otro recorrido. Primero por la zona de alrededor (Rue de Seine, Jacob etc.), una zona de tiendas y artesanía.

El siguiente lugar señalado era la iglesia Saint Sulpice, una iglesia que si ya de por sí tenía interés, tras “El código Da Vinci”, se convirtió en una visita ineludible para todos los turistas que visitan Paris. Allí se escondía, según el libro de Dan Brown, una trampa preparada por el Priorato de Sion. Dentro de la Iglesia había todo tipo de informaciones desacreditando al libro, el que quiera que lo lea o se vea la película.

Luego fuimos a sentarnos un rato a los jardines de Luxemburgo, un parque enorme y muy bien cuidado, como casi todo Paris. Llegamos hasta la fuente de los cuatro mundos en los jardines del Observatorio.

Fuimos volviendo poco a poco ya que por la tarde queríamos aprovechar la visita gratuita al Louvre. Por el camino pararíamos en el Panteón y pasaríamos también por el Museo de Cluny y la Sorbona.

Detrás del Panteón se esconde una pequeña iglesia de gran belleza, Saint Etienne du Mont.

Ya en el Louvre la cola no era muy larga, un poco y por tener que pasar por el detector de metales. Casi tres horas de visita, aquello era enorme. Vimos las obras marcadas en el folleto y el resto un poco de pasada. A destacar la Gioconda, la Venus de Milo o el código Hammurabi.

Salimos agotados así que a sentarnos un rato en las fuentes de la entrada y seguido al hotel a cenar.

This entry was posted on Thursday, July 17th, 2008 at 10:00 pm and is filed under Viaje a Paris. You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.

Leave a Reply